Sistema Vetiver

Sistema Vetiver-Control de erosión y sedimentación

Sistema Vetiver

Poda de aguacate

Saneamiento árboles de aguacate

Poda de aguacate

El autoengaño ecológico

User Rating:  / 0
PoorBest 

Repensemos nuestros estilos de vida, hacia un diseño de espacios verdes capaces de producir el ambiente que invite a hacer ciudad.

Los habitantes de nuestra boriken hemos perdido el contacto con la Tierra, nos hemos dejado influenciar tecnológicamente e industrialmente para impulsar el desarrollo que se inicio en el siglo XX y que ha estado enraizado en cambios culturales y económicos.

 

Las áreas metropolitanas de: San Juan, Ponce, Mayagüez, Fajardo, Caguas, Humacao, Arecibo, Guaynabo, Bayamón con sus condominios, urbanizaciones con nombres de jardines o bosques y calles con nombres de árboles, ha impactado ambientalmente y psicológico al ser humano citadino como consecuencia de esta perdida de contacto con la naturaleza.

Hace 43 anos que vivo en el Bosque Nacional El Yunque, trabajo en toda la isla de Puerto Rico e Islas Vírgenes, sembrando árboles y realizando trabajos de jardinería paisajista al igual que curando plantas y árboles enfermos y también cortando y podando los mismos. Sin embargo al igual que todos, tengo que pasar horas guiando y en tapones y trabajando mucho en la ciudad.

Algunos de esos clientes que visito en la ciudad para realizarle un servicio, tienen bellos jardines en sus residencias; pero no los difrutan. Su horario de trabajo es de 5 de la mañana a 7 de la noche y el sábado y domingo se van de la residencia para el bote o a visitar la familia.

Yo escucho decir a algunas personas que no desean destruir los recursos naturales, pero tampoco quieren reducir ni modificar su estilo de consumo. Es un autoengaño ecológico actual de nuestra sociedad.


Nuestro comportamiento es unilateral con los árboles, al concebirnos como el centro de la atención, haciendo caso omiso de la naturaleza que nos rodea. Cada rato golpeamos los arbustos y talamos los árboles porque echan muchas hojas.

Cuando hablo con algunas personas, observo que que conciben a los árboles y plantas en un lugar lejano, aparte de la vida cotidiana, representado por un bosque, una montana, un río, en un garaje que de vez en cuando se ve o se visita, pero el ser humano no se siente parte de ella.

Para mejorar la calidad de vida en la ciudad debemos revertir el proceso de degradación ambiental y reorientar el desarrollo humano.

Aquí en el área metro de San Juan, por la avenida Juan Ponce de León, Román Baldorioty de Castro, Luis Munoz Rivera, Fernández Juncos, Condado; las zonas verdes están apiñadas, descuidadas, y antiestéticas, baja variabilidad de flores, pobres condiciones fitosanitarias, envolviendo inseguridad, con árboles muertos, con plagas, inadecuados, destrozados, borrachos, riesgosos y que están causando daño a la infraestructura en todos los pueblos de la isla, incluyendo a Culebra y Vieques donde trabajo.

Tiene que impórtanos la conservación de los árboles, cambiemos la percepción que tenemos del bosque urbano o el bosquecito del condominio, del árbol y de las áreas publicas. Estos son espacios que nos pertenecen.

La gente se encierra en su apartamento y no importa lo que pasa de la puerta de la casa hacia fuera, no quieren saber del espacio exterior donde se encuentran las áreas verdes.

globoLos árboles urbanos reducen la contaminación ambiental, desde la remoción de gases atmosféricos hasta la recarga de acuíferos, captura el carbono, mejora la calidad del agua, reduce el consumo de energía, bienestar social y psicológico.

Ahora, tenemos que reflexionar la idea de que sembrar árboles es la mejor manera de cuidar y proteger el ambiente. En los últimos 50 anos en Puerto Rico se han sembrado miles de árboles sin ninguna planeación creando a la larga más problemas que beneficios; esto debido, en parte, a la poca atención que se le ha puesto al manejo y mantenimiento de esas reforestaciones.

Ejemplo de esto se observa el la carretera costanera que transita desde San Juan a Dorado, el Gobierno Municipal de Toa Baja, ha estado reforestando el centro del encintado de la carretera. Los arbolitos que sembraron tenían 1 pie y medio de altura. La mayor parte se han muerto. En la avenida 65 de Infantería en Río Piedras llegando a Plaza Carolina, el Gobierno Municipal de Carolina, reforesto con arbolitos de Eucaliptos de Gluta, gran parte murieron. Este árbol no es adecuado para sembrarse en el centro de una avenida debido a que este es un árbol grande que puede crecer hasta 80 pies de altura y sus ramas son débiles, y con un buena ráfaga de viento pueden caer en la carretera y chocar con un vehiculo.

Se tiene la buena fe, como decimos en Utuado, pero le falta la cresta como dicen en El Yunque. Estamos creando más problemas a la larga que beneficios con los árboles.

Día a día, trabajando en residencias, fincas, condominios; veo los graves problemas que tiene la ciudadanía con los árboles de alto riesgo, pobreza paisajística, hacinamiento de especies, plagas y enfermedades que afectan en su salud.

La gente transita por la Avenida Juan Ponce de León, y los árboles son invisibles, ya que impera el pavimento y el automóvil promueve la expansión de la ciudad. En lugar de edificios en un parque, ahora tenemos edificios en estacionamientos. Pasee por la Ave. Magdalena en el Condado, Santurce y “cheque”.

El árbol ha adquirido un valor simbólico diferente. En un principio el árbol fue religioso, era sagrado y así se trataba; luego se cargo de valor social al llevarlos a las ciudades, y ahora los árboles son considerados como pulmones del planeta. Se les identifica como algo cercano a la gente, parte del mismo organismo humano, pero de enorme valor.

Algunos de mis clientes se quejan de su jardinero no conoce de plantas, ni tiene destrezas para realizar el oficio. Yo vivo en el campo y dentro de un bosque pero trabajo en la ciudad y he visto que por un lado existe la ignorancia del trato correcto del árbol urbano o sus plantas y por el otro, la gente trae a la ciudad las practicas realizadas a la vegetación en el campo en las zonas forestales como El Yunque de donde se originaron.

Por ejemplo, el desmoche de los árboles afecta la biología, la salud, la estructura, la seguridad y la estética del árbol. El cliente piensa que entre mas yo le corte al árbol, con menor frecuencia habrá que podarlo. Esta loco. Cada vez que yo corto una rama o tronco, inmediatamente surgen los brotes epicormicos que están pendiente de esa situación. Observe el crecimiento de varios tallos tiernos alrededor del área cortada.

Otra practica que veo en los jardines es el de amontonar tierra alrededor del tronco del árbol como un anclaje que evite que el viento lo abata. Esto es contraproducente porque favorece el exceso de humedad y la aparición de hongos en el cuello de la raíz.

Recuerde los árboles urbanos se comportan diferentes a los del campo.

Add comment

Security code
Refresh